enero 14, 2012

Trasnoches

Quería contarles que casi siempre soy feliz, que no me quedo mirando por la ventana más que para sentir el sol, que respiro los árboles del boulevard y miro a la gente caminar. Y sonrío, que subo a la vereda de un salto como siempre lo hago, que me gusta sentir mi espíritu y mi corazón.
Tengo llena de canciones la cabeza y millones de palabras penden de mi labio inferior. Que trago saliva cada tanto y decoro esos papeles que acumulo en mi rincón de papeles acumulados. Que me siento a mirar el río, y a adivinar qué es lo que está pasando del otro lado, adivino e imagino. Que amo mi imaginación, y reniego de ella. Que me gusta ser feliz y hacer feliz. Que guardo el sonido de las risas ajenas, porque las mías no funcionan, y sé que las voy a necesitar. Que interpreto las miradas y muero fácilmente. Que no conozco nada más lindo que acariciar a alguien que quiero. Que en los abrazos encuentro el amor.
Que estoy mirando las horas pasar en el reloj, que ya son las 5 de la mañana y tal vez logre pasar esta noche sin dormir, y sin que nada dentro estalle en mí. Y que toda la noche, sonrío.

borrador encontrado con fecha 16/12

2 comentarios:

  1. hacía rato que algo no me gustaba tanto...

    ResponderEliminar
  2. deme un kilo de eso para llevar!

    ResponderEliminar

no le pidas peras al olmo no le pidas peras al olmo